miércoles, noviembre 4, 2020
Buenos Aires
cielo claro
18.9 ° C
19.4 °
18 °
55 %
6.2kmh
0 %
Mié
21 °
Jue
21 °
Vie
21 °
Sáb
22 °
Dom
22 °
Inicio Negocios ¿Qué sucede si no puedo pagar un préstamo personal?

¿Qué sucede si no puedo pagar un préstamo personal?

Cuando se contrata un préstamo personal, se realiza con la intención y la garantía de que podremos pagar la mensualidad correspondiente mes a mes.

Sin embargo, a veces hay contratiempos, como despidos, enfermedad o gastos inesperados, que pueden causar estragos en nuestra estabilidad financiera e impedirnos cumplir con nuestro compromiso de pagar nuestra deuda mensualmente.

Y aunque es ante las dificultades donde crecemos y utilizamos todos nuestros recursos, a veces no es suficiente.

¿Qué sucede si me pasa esto y no puedo hacer frente a mi préstamo personal?

Seguramente recibiremos una llamada de nuestra entidad con la que hemos contratado, o una carta de advertencia, pero la solución es no vivir en la alarma por si el teléfono suena o esconder la cabeza hasta que algo o alguien nos salve.

Dejar de pagar un préstamo, lejos de ser una solución, suele ser el inicio de una deuda aún mayor. Por eso, lo mejor es hacernos cargo de nuestras finanzas y te diremos cómo.

¿Qué significa tener un préstamo personal?

Antes de alquilar un préstamo de cualquier tipo, es importante saber qué significa poseer un préstamo. Un préstamo personal es un contrato en el que la entidad financiera o bancaria nos adelanta una suma de dinero, con la obligación de devolverlo en un plazo pactado, con intereses y costes.

Además, hay una característica de los préstamos personales que, por ejemplo, los diferencia de otros como las hipotecas. Estos préstamos tienen una garantía personal, es decir, el titular del préstamo ofrece como garantía todos sus activos presentes y futuros.

¿Qué significa? Que en caso de que no asimilemos los pagos mensuales, en una situación extrema nuestros activos podrían ser embargados hasta cubrir el monto de la deuda. Pero no solo estamos comprometiendo a los acreedores. Si existe garantía, se compromete a asumir conjuntamente las deudas.

Lo que siempre debemos tener en cuenta antes de comprometernos con un préstamo es si podemos pagarlo o si, por el contrario, nos llevará a endeudarnos y a una situación aún peor.

Las consecuencias de no pagar un préstamo personal

Desde la primera cuota que dejamos de pagar, la entidad empezará a cobrar intereses de demora, intereses superiores a los intereses ordinarios. Todos ellos se sumarán a la deuda original, por lo que si seguimos mes a mes sin afrontarla, la deuda aumentará y deberemos cada vez más dinero.

La entidad no olvidará esto y exigirá el pago durante un tiempo. Eso sí, entre el tercero y el sexto impago, la entidad inicia acciones legales.

Como dijimos antes, con un préstamo personal, ponemos como garantía todos nuestros activos presentes y futuros. Por lo tanto, si el impago continúa a lo largo del tiempo, lo más probable es que nuestros activos sean embargados.

Las más habituales son la cuenta bancaria o la nómina, pero si el saldo de esta deuda es elevado, la decisión judicial puede pasar por la ejecución hipotecaria de vivienda, coche, pensión, etc. Todo lo que necesita para pagar sus deudas.

Otra cosa a tener en cuenta es si alguien nos ha garantizado en el préstamo, porque si nuestros bienes no son suficientes, el fiador también será responsable de la deuda y, de ser necesario, el juez puede ordenar la incautación de sus activos.

Y por supuesto, no pagar el préstamo supondrá también que nuestros datos quedarán registrados en los ficheros de morosos como el RAI (Registro de aceptaciones impagas) o ASNEF (Asociación Nacional de Entidades Financieras de Crédito).

¿Qué significa? Estas son las listas predeterminadas consultadas por todas las entidades de crédito, por lo que estar incluido en una de estas listas dificultará o incluso imposibilitará la obtención de financiación en el futuro.

Planifica tus gastos y acude a la entidad

Cuando tenemos un préstamo o una deuda, la planificación de los gastos mensuales debe ser lo primero. Debemos priorizar el pago de estas deudas sobre otros gastos, porque, como hemos visto, su impago puede acarrear serios problemas.

En cuanto veamos que no podremos seguir pagando la deuda, es recomendable acudir a la entidad y comunicarles el problema. Siempre es mejor anticiparse al problema que dejar que se apodere de nosotros.

Por tanto, no deberíamos avergonzarnos de ir a pedir ayuda. Asegurémonos de que encontrar una solución beneficie a ambas partes.

Normalmente la entidad nos ofrecerá alternativas como refinanciar la deuda, extender el plazo de amortización del préstamo para que los pagos sean menores o un período de gracia. Si bien todas estas soluciones aumentan la deuda final, pueden ayudarnos a evitar las consecuencias antes mencionadas.

Para cualquier consulta en materia crediticia, podés acceder a la web de CerroCred, donde vas a encontrar toda la información que necesitás y el mejor servicio de créditos online.

Most Popular

Test de Covid-19: Cómo Son y sus Diferencias

Existen dos tipos de test que se utilizan principalmente para la detección de coronavirus: el test de PCR y el test serológico...

¿Cuál es el Mejor Curso Online para Aprender Inglés?

¿Acabas de entrar al mercado laboral? ¿Quiere encontrar un trabajo pero no sabe por dónde empezar? ¿Ya tienes trabajo pero quieres cambiarte...

¿Qué sucede si no puedo pagar un préstamo personal?

Cuando se contrata un préstamo personal, se realiza con la intención y la garantía de que podremos pagar la mensualidad correspondiente mes...

Las 5 tendencias vanguardistas del sector gastronómico para 2020

Elija nuevos alimentos para promover la biodiversidad y sorprender a los clientes Los líderes más progresistas, así como...